Vacaciones al otro lado del charco (Suiza)

Después de un año de trabajo en Paraty conseguimos ahorrar lo necesario por ese gran viaje a ver mi familia en Suiza. Al fin vino el gran momento! El avión aterrizo. Por 3 meses vamos a visitar Suiza. Que emoción! Para Luis fue la primera vez fuera de Suramerica y dentro un avión comercial. Yo estuve ansiosa por saber como le va gustar, mostrarle los rincones secretos de mi juventud y presentarlo a mi familia. Como Luis justo tenia cumple los primeros días de nuestra estadía, le organicé un asado con amigos de la familia que tienen descendencia Argentina. También me anime a hacerle una super torta de cumple cual comimos con graaaaaan placer. Que bueno es cocinar. hornear, aprender las mejores recetas y los pequeños secretos culinarios de mama y papa. Yo relaje y me entregue a la vida familiar, disfrutando el tiempo en mi hogar recargando energía.
Estuve ansiosa de visitar los muchos amigos que no vi hace 2 años ya que había muchas novedades y cambios. Festejamos la boda de una a gran amiga y conocí a Samira su lindo bebe. Como pasa el tiempo!
Algo era claro: “Schwizerdütsch isch schwär!“ Luis se encontró en un mundo con bocas articulando sonidos raros. Estudiamos juntos leyendo libros en alemán suizo. Fue bien pero el enfoque de Luis era claramente en otro estudio: 2 días antes de salir de Brasil le llego el “don Duilio”. Un saxo que nombro en honor a su abuelo que era un músico de jazz en San Juan. Se dio la coincidencia que mi tío es profesor de música y Luis agarro la oportunidad y tomo una vez por semana una clase de sax con el. Como lo acompañe siempre como traductora, hasta yo aprendí algo de música 😛
El clima era increíble! Era el verano mas caluroso desde 2003. Casi tres meses de sol que disfrutamos parte en la las montanas, descubriendo los Alpes por propia cuenta a pie. Nada mejor que la cerveza cunado llegas al pico de una montaña. Se suma el hecho que el atardecer es casi a las 10 de la noche dejando te un día sin fin. Después del frió invierno los Suizos no quieren saber mas nada de estar encerrados. Todo el mundo se va pa fuera. Bañarse en el rió Aare o bajarlo con un botecito de goma es lo mejor para sacarse ese calor poco común en suiza.  Otro escape son los muchos festivales para todos los gustos.
El parte mas difícil fue vivir 3 meses sin nuestros 2 amores que se quedaron esperando en Brasil: Nuestro hermoso perro Truco y nuestra guerrera la Kombi Babushka.
A una próxima reunión!Después de un año de trabajo en parati conseguimos ahorrar lo necesario por ese gran viaje a ver mi familia en Suiza. Al fin vino el gran momento! El avión aterrizo. Por 3 meses vamos a visitar Suiza. Que emoción! Para Luis fue la primera vez fuera de Suramerica y dentro un avion comercial. Yo estuve ansiosa por saber como le va gustar, mostrarle los rincones secretos de mi juventud y presentarlo a mi familia. Como Luis justo tenia cumple los primeros dias de nuestra estadía, le organicé un asado con amigos de la familia que tienen descendencia Argentina. También me anime a hacerle una super torta de cumple cual comimos con graaaaaan placer. Que bueno es cocinar. hornear, aprender las mejores recetas y los pequeños secretos culinarios de mama y papa. Yo relaje y me entregue a la vida familiar, disfrutando el tiempo en mi hogar recargando energía.
Estuve ansiosa de visitar los muchos amigos que no vi hace 2 años ya que había muchas novedades y cambios. Festejamos la boda de una a gran amiga y conocí a samira su lindo bebe. Como pasa el tiempo!
Algo era claro: “Schwizerdütsch isch schwär!“ Luis se encontró en un mundo con bocas articulando sonidos raros. Estudiamos juntos leyendo libros en alemán suizo. Fue bien pero el enfoque de Luis era claramente en otro estudio: 2 días antes de salir de Brasil le llego el “don Duilio”. Un saxo que nombro en honor a su abuelo que era un músico de jazz en San Juan. Se dio la coincidencia que mi tio es profesor de música y Luis agarro la oportunidad y tomo una vez por semana una clase de sax con el. Como lo acompañe siempre como traductora, hasta yo aprendí algo de música 😛
El clima era increíble! Era el verano mas caluroso desde 2003. Casi tres meses de sol que disfrutamos parte en la las montanas, descubriendo los Alpes por propia cuenta a pie. Nada mejor que la cerveza cunado llegas al pico de una montaña. Se suma el hecho que el atardecer es casi a las 10 de la noche dejando te un día sin fin. Después del frio invierno los Suizos no quieren saber mas nada de estar encerrados. Todo el mundo se va pa fuera. Bañarse en el rió Aare o bajarlo con un botecito de goma es lo mejor para sacarse ese calor poco común en suiza.  Otro escape son los muchos festivales para todos los gustos.
El parte mas difícil fue vivir 3 meses sin nuestros 2 amores que se quedaron esperando en Brasil: Nuestro hermoso perro Truco y nuestra guerrera la Kombi Babushka.

A una próxima reunión!

admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *