Circo Babushka (Corumba / Los Hervores / Robore / Santa Cruz – Bolivia)

Auguas Calientes





Santa Cruz 

Presentando en la manzana uno



Fotos del variete en la “casa Aflora”





 

Corumba es el pueblo fronterizo del lado Brasileño, en donde nos quedamos unos días antes de cruzar a Bolivia. No es muy bonito, tampoco muy seguro; tiene muchos zombies drogadictos que salen en la noche. Lo único bueno que nos trajo ese pueblo es un nuevo viejo amigo, pues trabajando en el único semáforo del lugar nos encontramos con el payaso Tonico. En la vida real se llama Mati y nos dimos cuenta que ya nos habíamos presentado juntos una vez juntos en un variete, en Buenos Aires. No tardamos nada en hacernos amigos y como pensabamos los cuatro (también el autostopista Exequiel) en ir hacia Santa Cruz, en Bolivia, decidimos viajar juntos y compartir los gastos.

La primera parada la hicimos en los Hervores, un lugar al lado del río Aguas Calientes, en el Municipio de Roboré. Nos sorprendimos al encontrar aquí el río de aguas termales más extenso de Latinoamérica: 5 km de largo. Es super natural y el acceso esta libre las 24 horas. Llegamos algo después de la medianoche y claro, no nos importo el frió nocturno ya que el vapor, que creó una mística neblina encima el rió, nos prometió un encuentro con aguas bien calientes. Averiguando después, descubrí que el agua aquí varía entre 41º y 45 º C. Increíble! Los brotes de agua o hervores, son donde literalmente el agua está hirviendo! La primera experiencia, al adentrarme, me hizo sentir como si la tierra empiezera a tragar mi cuerpo, pero de suerte no hay probabilidades de esto, porque en un momento te empujan las burbujas de vuelta por arriba y se puede disfrutar de un masaje delicioso. Fuera de ser una experiencia super agradable, también aprendí que dada a su alta concentración de minerales estas aguas poseen propiedades medicinales. No existe nada mejor, y así pasaron unos 5 días, en los cuales que remojamos de vuelta y vuelta, solo saliendo de los termales de vez en cuando para comer o para ir a Robore; pueblo cercano en donde la nueva composición del Circo Babushka se presentó por primera vez.

Después un largo camino al fin llegamos a Santa Cruz, ciudad universitaria, famosa por su linda arqitectura, y por ser la ciudad económicamente más prospera del país. Lastimosamente llegué después de comer un almuerzo típico chiquitano, en el camino, con fuertes calambres intestinales y un ritmo para ir al baño cada 5 minutos. Apenas superé el primer desagrado y ya entré al segundo desastre. Entrenando para el variete en la “casa Aflora”, pisé un pozo y quede con un desgarro parcial en el ligamento (Tiempo para curar, aproximadamente, 3 meses) Eso fue un duro golpe, ahora que teníamos un show tan bien armado, y me había puesto más contenta un mi presentación de hulahula. Bueno, pero creo que todo pasa por algo. Así, reposé mucho y cuando conseguí caminar, seguimos el viaje hacia Samaipata.


admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *